English Català
Ves al inicio inicio > documentos >

IVA en obras, inversión del sujeto pasivo

El artículo 5 de la Ley 7/2012 de 29 de octubre, de lucha contra el fraude modificó radicalmente la forma en que gestionaban el IVA las empresas constructoras.

El artículo 84.f LIVA dice:

Cuando se trate de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, así como las cesiones de personal para su realización, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

Lo establecido en el párrafo anterior será también de aplicación cuando los destinatarios de las operaciones sean a su vez el contratista principal u otros subcontratistas en las condiciones señaladas.

¿Qué es una obra desde el punto de vista del IVA?

El concepto de obra a que se refiere la ley del IVA incluye, no sólo el concepto clásico en el que el contratista pone mano de obra y materiales, sino también los casos en que sólo aporta mano de obra. La definición del concepto fiscal de edificación nos la da el artículo 6 LIVA.

¿Qué es la inversión del sujeto pasivo?

Normalmente el obligado a repercutir, declarar y pagar el IVA a Hacienda es quien ejecuta materialmente la obra. Cuando quien debe declarar e ingresar es quien la recibe decimos que se produce «inversión del sujeto pasivo». En estos casos quien ejecuta la obra emite una factura sin IVA y genera una auto factura que le sirve de soporte documental para contabilizar, declarar e ingresar el IVA. De esta forma, quien recibe la obra no soporta ni paga el IVA, sino que lo hace quien la ejecuta.

¿En qué casos no se invierte?

Si se hace una obra para un particular o una entidad pública que no sea empresario, todo sigue como hasta ahora: el contratista emite factura con IVA, la cobra, e ingresa el IVA a Hacienda.

¿En qué casos si se invierte?

Se invierte el sujeto pasivo cuando una empresa constructora, incluídos quienes estén sujetos al sistema de módulos, realicen obras para:

¿Cómo se factura y declara el IVA con sujeto invertido?

El constructor ya no cobra el IVA del cliente empresario, sólo del cliente particular. Quien emita la factura con inversión del sujeto pasivo lo hará sin IVA, e incluirá el siguiente texto:

El sujeto pasivo del IVA es el destinatario de la operación de conformidad al artículo 84.1.2. F) de la Ley de IVA 37/1992".

El empresario que recibe la factura, y que autorrepercute el IVA puede emitir una autofactura opcional, que le sirva de justificante contable, y contabilizar el IVA en sus libros como soportado.

En cuanto a la declaración:

¿Cuándo se devenga el IVA?

El artículo 75 LIVA obliga a pagarlo cuando se presten los servicios. Excepcionalmente, si son servicios con aportación de materiales, se paga cuando los servicios y materiales se ponen a disposición del cliente, aunque la obra no esté acabada. Los pagos a cuenta de obra obligan al cliente empresario a ingresar el IVA.