English Català
Ves al inicio documentos >

Aparcamiento de sociedades

Clicad para enviame un mensaje

A veces, por razones muy variadas, queremos deshacernos de una sociedad, no operar más con ella. Seguramente te hayan dicho que, en ese caso, debes disolverla y liquidarla, y lo que te dicen es correcto, es exactamente lo que dice la ley. Pero lo que puede que no te hayan dicho es que hay una alternativa más simple: el aparcamiento. Si, ya se que una sociedad no es un camión, pero, igual que éste, la podemos aparcar, lo que es mucho más barato y eficiente que disolverla y liquidarla.

.

¿Qué es el aparcamiento de una sociedad?

Una buena ideaConsiste en dejar la sociedad inoperante, mediante ciertos mecanismos que te exoneran de responsabilidad por actos posteriores al aparcamiento. Eso te libera del caro, largo y tedioso proceso de disolverla y liquidarla. Se acaban así las molestias de tratar con abogados, notarios, gestores y registradores, y te olvidas para siempre de tu sociedad.

El sistema lo hemos utilizado cientos de veces y se basa en que tú vendes la sociedad a un profesional por un precio acordado, cesas como administrador, se te aprueba el cargo y se traslada el domicilio de la sociedad a nuestro despacho. Todo eso se inscribe en el Registro Mercantil y, desde ese momento, tú ya no respondes de nada de lo que haga la sociedad.

El nuevo administrador dará de baja la sociedad en la Agencia Tributaria y la mantendrá inoperante. Si lo deseas te mantendremos informado de cualquier notificación que reciba la sociedad, o puedes olvidarte de ella para siempre.

¿Cuanto cuesta aparcar una sociedad?

El coste de un aparcamiento depende de cada caso. Por regla general incluyen los honorarios de notario por la escritura de compraventa; el cese y nombramiento de administrador; el Registro Mercantil; los gastos del nuevo administrador; y el servicio de aparcamiento. Estas operaciones están exentas de impuestos. Clica aquí y pídeme un presupuesto de aparcamiento.

¿Puedo recuperar una sociedad aparcada?

Si, puedes. Si, por alguna razón, te interesa recuperar una sociedad aparcada, puedes hacerlo. Esto es útil si no quieres tener gastos ni molestias pero quieres dejar la puerta abierta a volver a usarla, por ejemplo porque te gusta el nombre, o porque tiene algún activo que, al cabo del tiempo, te interese rescatar.