English Català
Ves al inicio > documentos

Negligencia de abogado

Antecedentes

Mis clientes contratan a un abogado para presentar recurso contencioso contra el SERVICIO ANDALUZ DE LA SALUD, que había denegado una reclamación negligencia médica respecto de su hijo menor.

En ejecución del encargo:

Análisis

Aunque, en un principio, mi trabajo se limitaba al análisis de la cuestión de competencia, al ver los documentos he detectado dos anomalías más. Una tiene que ver con la personación en juicio y otra con la inactividad ante la dilación.

Competencia

El artículo 8 de la LRJCA, atribuye a los Juzgados de los Contencioso la competencia para conocer de los recursos contra los actos de las Comunidades Autónomas. La Ley Orgánica 19/2003 modificó este artículo, pero el cambió no afectó a las Comunidades Autónomas. La competencia para reclamar responsabilidad patrimonial del SAS corresponde, por lo tanto al Juzgado, y no al TSJA. El argumento de que sería aplicable el último párrafo del apartado 3 porque se reclaman más de 60.000 € es incorrecto porque este apartado se refiere, muy claramente, a la Administración periférica del Estado y a Organismos Públicos Estatales cuya competencia no se extienda a todo el territorio estatal. Cuando este artículo se refiere a las Comunidades Autónomas utiliza precisamente esas dos palabras «Comunidades Autónomas», y lo hace dos veces; por lo tanto, al utilizar la mención «organismos públicos estatales cuya competencia no se extienda a todo el territorio nacional» se está refiriendo a órganos dependientes de la Administración Central del Estado, no a las Comunidades Autónomas.

Dilación

El recurso tarda dos años en admitirse a trámite, sin que durante ese tiempo el abogado presentase ningún escrito reclamando por la dilación. El Fiscal y el Abogado presentan alegaciones sobre la cuestión de competencia y la cuestión se resuelve un año después. No consta que durante ese año se presentase ningún escrito reclamando por la dilación. Se acumulan en el expediente tres años de dilaciones sin que conste que se hayan presentado escritos de impulso procesal.

Conclusión

Cuando contratas un abogado no le puedes exigir resultados, sólo trabajo diligente. Las sentencias sobre negligencia dejan claro que a los abogados no se les puede pedir resultados, sólo que hagan su trabajo correctamente, es lo que conocemos como «lex artis». Por lo tanto, para juzgar la conducta del Abogado no debemos atender al resultado..

A mi juicio el Abogado debió saber, con una diligencia normal, que el órgano competente no era el TSJA, sino el Juzgado del domicilio del SAS (Sevilla). Al no hacerlo así incurrió en negligencia profesional, que provocó una dilación de tres años y unos gastos innecesarios en actuaciones ante el TSJA.

Es viable una acción de responsabilidad profesional que tendría por objeto:

La reclamación es viable