English Català
Ves al inicio inicio >

Nuestros honorarios

No es prudente pagar mucho, ni es prudente pagar poco.

Cuando Usted paga mucho, pierde un poco de dinero, eso es todo.

Cuando Usted paga muy poco, es posible que lo pierda todo, porque lo que Usted compró no cumplió con lo que esperaba de ello.

La regla común de los negocios prohibe pagar poco y obtener mucho. Esto es imposible de realizar.

Si Usted negocia con el abogado más barato es conveniente adicionarle algo más por el riesgo que Usted corre. Y si Usted hace esto, tendrá suficiente para pagar algo de mejor calidad."

John Ruskin (1819-1900)


¿Los abogados son caros?

Esa es una frase de uso corriente, sin embargo no es cierta. Sería más correcto decir que algunos abogados son caros, pero la mayoría aplican las tarifas establecidas por el Colegio de Abogados.

Contratar un abogado no es como ir al supermercado, ya que no siempre lo más barato es lo mejor. En materia de asesoramiento legal el precio muchas veces no quiere decir nada ya que, por un mal asesoramiento puedes perder mucho más dinero que el que te ahorraste con un abogado barato.

Cuando contrates nuestros servicios te ofreceremos tres modalidades que dependeran del tipo de caso: a) aplicación de las normas del Colegio de Abogados, b) tarifa horaria o c) presupuesto cerrado.

En algunos casos podemos establecer un cobro a resultados.

Tarifa horaria

Consiste en facturar mensualmente el número de horas dedicadas a tu expediente al precio que previamente se ha establecido en función del tipo de caso. Este método se utiliza habitualmente en casos que no tiene una tramitación definida como por ejemplo negociaciones de contratos o asesoramiento general.

Presupuesto cerrado

Se utiliza en situaciones en las que el trabajo a realizar se ajusta a unos procesos más o menos conocidos, por ejemplo la tramitación judicial de una separación matrimonial de mutuo acuerdo o la compraventa de una empresa. En ese caso puedes pedirnos un presupuesto cerrado por escrito. De ese modo sabrás desde el principio exactamente lo que va a costar nuestro trabajo.

Normas del Colegio de Abogados

Son las que utilizamos por defecto, cuando no se ha establecido otra cosa.