English Català
Ves al inicio inicio >

Derecho Penal

Si tienes un problema relacionado con el derecho penal seguro que estás preocupado. La maquinaria judicial es una jungla dificil de entender. No dominas la situación, te sientes inseguro. Te han hablado de éste o de aquel abogado que un amigo de un amigo conoce. Pero vas a ciegas. Tal vez ya tienes un abogado, pero no acabas de estar cómodo, puede que lo lo veas distante, quizá está demasiado ocupado, tal vez es un profesional de mucho prestigio; tal vez sabe mucho pero no sientes que esté a tu lado.

Necesitas a alguien que te hable claro, que se ponga en tu lugar, que sea capaz de defender tus intereses, que sea un buen profesional, pero que al mismo tiempo sepa hacerte entender qué pasa, porqué pasa y que es lo que hay que hacer para conseguir tus objetivos. Que esté a tu lado, codo a codo.

Si estás implicado en un tema penal, como acusado, víctima o perjudicado, te podemos ayudar. Sólamente una excepción: no aceptamos casos que tengan que ver con el tráfico de drogas, ni la defensa de pederastas, violadores o terroristas.

Aunque llevamos muchos temas penales, a lo largo de los años nos hemos ido especializando cada vez más en lo que se conoce como derecho penal económico por lo que somos especialistas en este campo.

Alzamiento de bienes

El alzamiento de bienes es un delito que se comete cuando una persona (o sociedad) debe dinero y hace alguna operación para ocultar sus bienes y evitar así pagar a sus acreedores.

Te voy a poner un ejemplo real como la vida misma:

Tu eres administrador de una sociedad o un autónomo que tiene tres camiones y dos empleados. Las cosas no te van bien, tu negocio está acumulando deudas y llega un momento en que tus acreedores ya no esperan más. Entonces te das cuenta que vas a perder tu casa y tu familia se va a quedar en la calle. En ese momento decides venderle la casa a tu suegro para protegerla. Vais al notario y haceis una venta, pero es simulada, aunque habéis puesto un precio, en realidad él no te ha pagado. Eso es un alzamiento de bienes.

Aquí tienes otro ejemplo:

Alguien te debe dinero a ti o a tu empresa. Tenía varios pisos y un local, pero los ha cambiado de nombre de forma que ahora él es insolvente. Aparentemente no puedes hacer nada. Eso puede ser un alzamiento de bienes, y lo podrías desmontar para cobrar lo que se te debe.

Somos especialista en defensas y acusación en este tipo de delitos, conocemos los trucos, las excepciones y los mecanismos, tanto de los que los cometen como de los que los padecen.

Administración desleal

La administración desleal la comete quien administra bienes que no son suyos (por ejemplo el gerente de una empresa) y se aprovecha de ellos, quedándoselos para él de una forma más o menos sutil.

Hay muchos ejemplos de administración desleal, porque la imaginación de las personas es muy grande y dia a dia vamos conociendo nuevos trucos y formas de actuar de los ladrones de cuello blanco.

Por ejemplo:

La lista puede ser larga.

Hace muchos años que conocemos los intríngulis de las sociedades, los trucos, las picarescas, las formas tan diversas que tienen algunos listillos de hacer trampas a sus socios. Hemos tenido que defender muchas veces a personas que las han sufrido y también a otras que han cometido el error de hacerlas. De modo que os podemos ayudar si teneis un problema de este tipo.

Si has tenido un mal momento y cogido lo que no es tuyo te defenderemos y te ayudaremos a superar el error. Si has sido víctima de un administrador que no ha respetado lo que no es suyo sabremos peseguirle para tratar de que te devuelva lo que se ha llevado.

Delito fiscal

Las Autoridades Tributarias cada vez controlan más y mejor. Todo el mundo está tomando conciencia de que, igual que en la carretera con los límites de velocidad, hay que cumplir las normas fiscales.

Pero algunas personas no pueden resistir la tentación de saltarse esas normas. Unos por que tienen mucha cara, otros por necesidad, otros porque quieren y otros sin querer. El caso es que, en un momento dado, esas personas se van a ver involucradas en la investigación de un delito fiscal.

En ese momento van a necesitar un abogado.

¿Qué abogado? Aquí no vale el amigo del amigo que me ha dicho que el de la gestoría. Aquí hay que ir a buscar alguien que entienda, que tenga experiencia.

Piensa que la Agencia Tributaria tiene unos inspectores de primera categoría, personas muy preparadas profesionalmente que hacen unos informes que tendrías que leerlos para ver lo bien hechos que están. Con este tema no vale hacer experimentos.

Delito ecológico

Todo el mundo debería respetar el medio ambiente.

Pero la sociedad en que vivimos no es perfecta. Algunas personas cometen errores, otras no se dan cuenta del daño que causan y otras se dan cuenta pero pasan de todo. Se produce un daño al medio ambiente y la Fiscalía abre un expediente que acaba en una querella por delito ecológico.

Fíjate en un ejemplo que hemos llevado recientemente:

Una empresa está en crisis. Apenas llega a final de mes y algunos meses no puede pagar los sueldos de sus 20 trabajadores. Va muy justa, tiene una gran carga de trabajo pero los márgenes comerciales son ínfimos porque los clientes aprietan con los precios, está cerca del cierre. Los trabajadores piden al empresario que haga lo imposible para mantener la empresa porque todos son mayores de 45 años y no van a encontrar trabajo.

En esas se estropea la depuradora de aguas residuales. El coste de reparación es imposible de asumir. Se plantea entonces el dilema: cerrar y poner a todo el mundo en la calle o trabajar sin depuradora.

A partir de aquí te puedes imaginar la situación. Interviene la Policía y la Fiscalía Especial de Medio Ambiente, se abre un expediente por delito ecológico y se empieza a investigar quien tomó la decisión de continuar trabajando sin depuradora. ¿Es responsable el empresario? ¿Se puede acusar a los trabajadores? ¿Se superaban los límites legales de vertidos? Interrogatorios, análisis, documentos, informes, miles de folios y, al final, un juicio en el que tratar que todos salgan lo mejor parados posible.

Te podría explicar otras anécdotas, como la del presidente de una urbanización que fue acusado porque se vertían aguas residuales domésticas a un cauce o el de un vecino que decide presentar una denuncia contra la tala indiscriminada de árboles centenarios.

En todos esos casos vas a necesitar a un abogado que conozca el tema y que defienda tus intereses.

Acoso inmobiliario

El acoso o mobbing inmobiliario consiste en que un propietario trata de conseguir que un inquilino abandone la vivienda o el local que tiene alquilado, normalmente de renta baja, con todo tipo de presiones, unas aparentemente legales y otras ilegales.

Igual que con la violencia de género, a veces los inquilinos abusan del sistema y pretenden que cualquier cosa sea acoso inmobiliario. El acoso tiene muchas variantes que podemos clasificar en tres grandes grupos:

Barriobajeras: como cortar la luz o el agua, enviar a visitar al inquilino a gente de mal vivir, poner obstáculos en la entrada, o hacer obras eternas con grandes molestias y ruidos.

Habituales: negarse a cobrar la renta, poner demandas por cualquier motivo, que se sabe que se van a perder pero que amargan la vida del inquilino y le obligan a gastar dinero en abogados y no vivir tranquilo. No hacer reparaciones en edificios antiguos, de forma que se va deteriorando hasta hacerse inhabitable, sin atender los requerimiento de reparación que hace el Ayuntamiento.

Legales: Estas son las más sutiles porque consisten en hacer cosas que son legales una por una pero que, interpretadas en conjunto, a veces podrían ser acoso. Por ejemplo pedir la declaración administrativa de ruina o poner un desahucio por falta de pago después que no se ha aceptado el pago del alquiler precisamente para poder poner la demanda.

¿Por que se acosa?

Nadie hace nada por nada, esto es una regla común del comportamiento humano. A veces el acoso es una reacción a una situación que no es justa. Ponte en el lugar de un propietario. Imaginate que has recibido en herencia de tu madre un piso con un inquilino de hace 30 años que paga 50 € al mes de alquiler. Tu estas pasando necesidad, el piso vale 600.000 € si lo vendieses y 1.000 € al mes si lo alquilases y en cambio tu no llegas a final de mes. El inquilino es un hijo subrogado del inquilino original que se gana bien la vida y que vive mucho mejor que tu. Tu le dices que, por favor, acepte pagar una renta más razonable, digamos... ¿300 €?. Él tiene incluso una segunda residencia y un BMW último modelo, pero te dice: lo siento, la ley es la ley y quiero seguir pagando 55 €.

Esta situación injusta, que la ley permite, podría generar en algunas personas una reacción injustificable pero comprensible: el acoso inmobiliario.

En otras ocasiones se acosa por afan especulativo: una inmobiliaria quiere rehabilitar un edificio para venderlo por pisos y emprende una estrategia legal para conseguir que se vayan los dos inquilinos que quedan.

Conocemos las dos vertientes del problema, desde el punto de vista de la propiedad y del inquilino. Podemos asumir la defensa de una persona acusada de acosar o la reclamación de una víctima del acoso.

Estafa

Cuando hablamos con los amigos solemos emplear la palabra estafa en un sentido que legalmente no tiene. Para la ley una estafa no es lo mismo que para ti cuando hablas con tus amistades.

Legalmente una estafa es una situación en que:

Parece complicado, pero cuando lo has entendido es sencillo. Lo más importante es el engaño: si no hay engaño no hay estafa.

Las formas de la estafa son muy variadas y a veces es dificil distinguir un incumplimiento de contrato de una estafa.

Tanto si eres víctima de una estafa como si te acusan de ella, puedes contar con nuestro consejo para tratar de superar la situación del mejor modo posible.

Falsificación de documentos

En preparación.

Insolvencia punible

En preparación.